Reading Time: 1 minute

Lúcio en mi regazo. Escribo casi a distancia, en la más enlongada realidad de mi brazo izquierdo. Él, mientras tanto, se entrega al rasgar de un folio, la maravilla de convertir un algo blanco en un algo hecho de pequeñas desconocidas tiras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.