La poesía es deriva

Creación, ensayo y crítica

Mes: junio 2014

Aferrando apenas a la arena

Reading Time: 1 minute

Entre dos lunas de sangre

te veo —o imagino el verte—

a lomos del orgasmo cuando baja

la marea, balanceándote y sonriendo,

aferrando apenas la arena húmeda,

apenas con la yema de tus dedos.

 

Between two moons of blood

I can see you —or I guess I do—

riding the orgasm in a low

tide, swinging and smiling,

barely gripping the wet sand,

barely gripping it with the top of your fingers.

My lovely two-year-old Auguste,

Primera bofetada de Auguste, de Akiko Yosano

Reading Time: 3 minutes

My lovely two-year-old Auguste,

I write this down for you:

Today, for the first time,

you struck your mother on the cheek.

It was the power of your life

that wanted to win

the genuine power for conquest

took on the form of anger

and a spastic fit

and flashed like lightning.

You must have been conscious of nothing,

must have forgotten it at once.

But your mother was shocked,

was also deeply happy.

You can, some day, as a man,

be on your own defiantly,

you can be on your own purely, resolutely,

also can love man and nature decisively

(The core of conquest is love),

also you can conquer suspicion, pain, death,

jealousy, cowardice, derision,

oppression, crooked learning, conventions,

filthy wealth, and social ranks.

Yes, that genuine strike,

that’s the totality of your life.

Such were the premonitions I felt that made me happy

under the pain of the sharp blow

you struck with your palm

as a lion cub might.

At the same time I felt the same power

lurking in myself

and even the cheek you didn’t strike

became hot like the cheek you did.

You must have been conscious of nothing.

must have forgotten it at once.

But when you’ve become an adult,

take this out and read it,

when you think, when you work,

when you love someone, when you fight.

My lovely two-year-old Auguste,

I write this down for you:

Today, for the first time,

you struck your mother on the cheek.

My still more lovely Auguste,

You, in my womb,

walked through Europe, sightseeing.

As you grow up,

your wisdom will remember

the memories of those travels with your mother.

What Michelangelo and Rodin did,

what Napoleon and Pasteur did,

yes, it was that genuine strike,

that ferocious, blissful strike.

Traducción japonés-inglés de Hiroaki Sato

Mi querida Auguste de dos años,

a ti escribo esta carta:

Hoy, por primera vez,

le diste una bofetada a tu madre.

Fue la fuerza de tu vida

que quería vencer,

la genuina fuerza de la conquista

que bajo la forma de rabia

y de un ataque espontáneo

luminoso como un rayo.

Seguro que no fuiste consciente de nada,

seguro que olvidaste el enfado al momento.

Pero tu madre, sorprendida,

quedó también profundamente feliz.

Ahora podrás, algún día, como un hombre,

vivir sola y desafiante,

podrás vivir contigo misma así, resolutiva,

también podrás amar a un hombre,

con naturalidad y decisión,

(El secreto de toda conquista es el amor)

también podrás superar las suspicacias, el dolor, la muerte, los celos, la cobardía, el escarnio,

la opresión, el engaño, la convención, la avaricia, la riqueza y el estatus social.

Sí, ese golpe fue genuino,

ejemplo de la totalidad de tu vida concentrada.

Estas fueron las premoniciones que sentí

y las que me alegraron

más allá del dolor del golpe tan certero

que soltaste con tu mano

como si fueras un cachorro de león.

Al mismo tiempo sentí ese misma fuerza

acechando en mi interior,

e incluso la otra mejilla se calentó

a la vez que la otra.

Seguro que no fuiste consciente de nada,

seguro olvidaste el enfado al momento.

Pero cuando te conviertas en mujer,

coge estas letras y léelas,

cuando pienses por ti misma, cuando trabajes,

cuando ames a alguien, cuando luches, léelas.

Mi querida Auguste de dos años,

a ti escribo esta carta:

Hoy por primera vez,

le diste una bofetada a tu madre.

Mi muy amada Auguste,

tú, en mi vientre,

caminaste por Europa, viéndolo todo.

A medida que te hagas mayor,

tu conocimiento recordará

aquellos viajes con tu madre.

Porque lo que hicieron Miguel Ángel y Rodin,

lo que hicieron Napoleón y Pasteur,

sí, eso también fue un golpe genuino,

una feroz y dichosa bofetada.

Traducción inglés-español, Javier Hernández Fernández

Dolores de parto, poema de Akiko Yosano

Reading Time: 2 minutes

LABOR PAINS

I am sick today,

sick in my body,

eyes wide open, silent,

I lie on the bed of childbirth.

Why do I, so used to the nearness of death,

to pain and blood and screaming,

now uncontrollably tremble with dread?

A nice young doctor tried to comfort me,

and talked about the joy of giving birth.

Since I know better than he about this matter,

what good purpose can his prattle serve?

Knowledge is not reality.

Experience belongs to the past.

Let those who lack immediacy be silent.

Let observers be content to observe.

I am all alone,

totally, utterly, entirely on my own,

gnawing my lips, holding my body rigid,

waiting on inexorable fate.

There is only one truth.

I shall give birth to a child,

truth driving outward from my inwardness.

Neither good nor bad; real, no sham about it.

With the first labor pains,

suddenly the sun goes pale.

The indifferent world goes strangely calm.

I am alone.

It is alone I am.

Traducción inglés-español,Javier Hernández Fernández

DOLORES DE PARTO

Estoy enferma hoy,

enferma en mi cuerpo,

los ojos bien abiertos, en silencio,

yazco sobre la cama en la que nací.

¿Por qué, tan acostumbrada a la cercanía

de la muerte, del dolor y la sangre y del grito,

tiemblo ahora descontroladamente y con pavor?

Un joven y amable doctor intenta reconfortarme,

y me habla sobre la alegría de dar a luz.

Pero, yo sé mejor que él qué es eso,

así que ¿de qué sirve tanta cháchara?

El conocimiento no es la realidad.

La experiencia pertenece al pasado.

Si no conoces lo inmediato, guarda silencio.

Deja que los observadores se contenten observando.

Estoy a solas,

completa y absolutamente conmigo misma,

mordisqueando mis labios, manteniendo rígido

mi cuerpo, esperando el destino inexorable.

Solo hay una verdad.

Debo dar a luz a un bebé,

y esta verdad saca de mí mi interioridad.

Ni bueno, ni malo; real, no hay vergüenza en ello.

Con los primeros dolores del parto,

de repente el sol palidece.

El mundo indiferente se aquieta extrañamente.

Estoy sola.

A solas completamente, estoy.

Contexto original aquí

En él, no se menciona al traductor hacia el inglés.

Fotógrafa Maite Figueira

Dice que…

Reading Time: 1 minute

… no te encuentra si no te desnuda él mismo,

permaneces como levitando entre crujidos y brujas,

entre fantasmas, migas de pan y viejos espantapájaros,

añoras el sabor de su piel desde que tu boca abandona su boca,

y cuando tu boca se desprende de la palpitación más allá de su ombligo…

gimes…

Dice que extraña tu olor cuando emigra de tus muslos

y su olfato no soporta la soledad ni la condena

de no surcarte entre las nalgas y circundarte tus pezones…

no aguanta su lengua pender de un hilo tu saliva.

Dice que eres un reconocido pirómano

y que tus sábanas no apagaron alguna vez incendios

y denuncia de ti que nunca quitas la sed por completo.

… Tú le entregarás el licor

de un sacrificio azteca

y que nada más entrar a casa

le ofrezcas una manzana para excusar la caída de sus bragas.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén