Reading Time: 1 minute

Entre dos lunas de sangre

te veo —o imagino el verte—

a lomos del orgasmo cuando baja

la marea, balanceándote y sonriendo,

aferrando apenas la arena húmeda,

apenas con la yema de tus dedos.

 

Between two moons of blood

I can see you —or I guess I do—

riding the orgasm in a low

tide, swinging and smiling,

barely gripping the wet sand,

barely gripping it with the top of your fingers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.