Ausencia

      No hay comentarios en Ausencia

Meter las manos

en la arena

es cavar profundo

la carne aquietada

de un mar rojo.

una travesía blanca

donde el corazón saliva

sobre una herida necesaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.