Reading Time: 1 minute

Calima

Suspiro africano

 

Este aire luminoso

ramal de luz

 

cadencia de arena oceánica

que seca eléctrica las bocas y gargantas

Melodía del sueño

 

modorra insistente de la demencia

el abandono en sábanas anticiclónicas

de los cuerpos atrapados

en la saciedad líquida de la sombra.

 

 

El Rompeolas

Permaneces

 

casi inmóvil

 

al vaivén de la música

 

la melodía salina

el iris marino de la azul espuma

 

¿Cuántas lágrimas guardas?

¿Cuánto deseo entrega tu piel?

 

Permaneces

 

casi inmóvil

 

al soplo divino de la luna

Y cantas, imperceptible, casi un susurro,

una nana forjada en tus manos.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.