Archivo de la categoría: Automatismos (o casi)

La cama, media barra de bar abanonada

Tu ropa dejaba un silencio tras de sí, confidencia o soco o silo, refugio nuclear. Ahora nada queda salvo un silencio obcecado, un letime apocalíptico sobre las playas de la isla de Henderson donde, ahora, como en la propia trinchera que nos desangra sobre la cama, se reúnen, a morir, restos de basura, carne y desechos. No somos más que… Leer más »

[12:50pm]

      No hay comentarios en [12:50pm]

Sala de estar. Televisor encendido. La abeja Maya en el interior del bosque. Un ciempiés exhibe sus dotes de trobador… pero no convence. Tras la cristalera de la sala de estar del hospital un hombre de polo rojo falla su único y último hoyo en el green. La pelota queda muerta, y él la mira apenas un segundo y la… Leer más »

El hábito

      No hay comentarios en El hábito

«A pesar del rastro que ha borrado el hábito sigues acogiendo en ti aquel primer silencio. A diario nos encontramos en apenas una mirada más allá de los cristales, en el sueño que nos arde los párpados y la memoria, ese recuerdo que en la derrota acostamos con nosotros… Sigues ahí, aquí conmigo sin pedirme nada a cambio… y yo… Leer más »

Transitos de la Poesía en Canarias, primera parte

Enamorarse de la poesía hace setenta años y nacer en el Bronx, leer hasta los cuatro años solamente en yidis, responder a los amigos que no escribes poemas porque el arte te parece una cosa tan daimónica y mágica que penetrar en ella supondría un sacrilegio, salvo que lo hicieras como lector. Hablo de Harold Bloom en su introducción a Poetas… Leer más »

El cruce

      No hay comentarios en El cruce

La Poesía en Canarias presenta tal variedad de propuestas y voces, voces maduras ya, voces (las nuevas) verdes y todavía en pleno proceso de carnificación (claro, intenso e identificable) que no se explica (desde la Literatura) por qué no existe un corpus de críticos literarios en Canarias que pueda merecer tal nombre, que pueda acompañar tanta variedad y retos literarios,… Leer más »

Catéter, o no catéter

Perpetremos el experimento más freak y separemos a la Poesía de su nombre, así tan quirúrjicamente como se separa a dos siameses con alguna posibilidad de salvación y grado alguno de vida diga; hagámoslo también con las manos del borracho de día o de noche, de contrato o vocación que intenta desnudarse mientras enfila semidesnudo el sofá, la hamaca, el… Leer más »

Un poco demasiado tensos

«… Sí, aquel día fue uno de esos inolvidables. Un día entero desde por la mañana, sin parar, sin prisas, las pausas todas las del mundo, conversábamos porque conversar era la vida y la vida era escribir, pintar, beber con todos y cada uno de aquellos desconocidos, arquitectos del Paint, abogados de absenta y prostitutas, ¿recuerdas a Rata Callejera?… Aquella mañana… Leer más »

«Solo una reflexión», de CONFLUENCIAS (BeginBook, 2010)

Estaría bien eso creer en Dios y poder pedirle un día que te ayude, que te proteja, que te ilumine el camino cuando la mierda y las tinieblas te lleguen por las rodillas, el corazón, o la garganta. Estaría bien creer en Dios, si quieres atravesar una autopista con los ojos cerrados, o desmembrarte con kilos y kilos de explosivo… Leer más »