La tabaiba

Se refleja en un espejo huérfano, a diario sueña con la tierra que le arrancaron; es el recuerdo de un deseo, la idea de una boca de cristal atrapando libros, las historias de los portaretratos, los ronquidos de los cojines de colores sobre el sillón; el eco de los gemidos …

Los muebles

Y todos esos muebles que deciden irse, quemándose ellos mismos sobre un montón de olvido. Calima de hoy que saluda una mañana más -y tú dando los buenos días- una tarde más -y te levantas y comes; recoges la casa- un día mas, que solamente esperará hasta que anochezca.   …