Archivo de la categoría: Notas

Sobre la crítica literaria, reflexiones.

[…] Todo libro debería leerse hasta tres veces antes de escribir una crítica literaria. La crítica es un proceso creativo que se alimenta de las experiencias de lectura, de sus ecos y matices, de las sombras que proyecta sobre nuestro cuerpo. Así, tercera lectura las ideas puede abrazar una oportunidad más sólida de corporeizarse, de conformar el organismo de su… Leer más »

Crítica literaria, primeras aproximaciones (III)

Nunca había sabido que mi paso era distinto sobre tierra roja, que sonaba más puramente seco lo mismo que si no llevase un hombre, de pie, en su dimensión. Por ese ruido quizá algunos linderos me recuerden. Por otra cosa no. Cambian las nubes de forma y se adelantan a su cambio deslumbrándose en él, como el arroyo dentro de… Leer más »

Crtítica literaria, primeras aproximaciones (2)

Alguien siembra la luz entre los surcos. La tierra candeal se queda quieta, y aquí, allá, se ve azorando el grano ardiendo; florecen llamas, lenguas: alas de luz es lo que da la tierra. Ardiente brisa orea los sembrados, el oleaje de los trigos encendiéndose, el cabeceo de las brasas altas. Arde el pan sobre la era solitaria; huele el… Leer más »

Crítica literaria, primeras aproximaciones

POEMA (de Francisco Ramírez Viu): En el mágico vuelo donde todo es puro deshacerse, late la cría del mirlo y silban sus labios. En sus ojos la vida se ofrece. Nada es y nada esconde. Asciende por ellos como un globo, como un papel en el aire. La invade el sonido del juego, el  tacto del sol en su cuerpo…. Leer más »

Reflexiones sobre la crítica literaria

… Al margen de corrientes críticas y ataduras de todo tipo, lejos de reseñas disfrazadas de críticas, y de criticas de «contexto excesivo», esas que hablan de todo menos de la experiencia de la lectura, de la obra leída y revivida, propongo una crítica “de encuentro”, un mano a mano a solas con el texto, con la obra, con el… Leer más »

Notas sobre traducción

A veces, la cercanía de las lenguas percibida entre los signos de la palabra avisa de un riesgo, insinúa la posibilidad de una sinonimia «absoluta». Ocurre entonces que el contexto vive el milagro y «barco» es «barco», y «cabelo» es «cabello».