Reading Time: 1 minute

Desnudo

Me desnudo en cortezas.

Una tras otra caen al suelo.

Ni siquiera sangro; ni siquiera puede verse el tejido desechado.

Poco a poco, crezco en cada árbol,

broto hoja verde y húmeda de vida,

extiendo mis brazos y se abren mis manos.

Poco a poco penetro la tierra,

escapa de mi boca

el aullido blanco de la vida,

la hora llena, la luna roja que late adentro…

Me desnudo en cortezas que corto con mis manos

y cuanto más desnudo quedo,

más libre soy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.