Reading Time: 1 minute

Diez de la noche.

Siete de octubre.

Apenas cinco estrellas

y una botella de vino

ya vacía.

Tejes una bufanda

con cientos de flores.

Yo quiero tus pies,

y dormirme.

Como ese escarabajo

que te guarda y me mira.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.