La experiencia: no hecho menos de 3

Dale tres, al menos que sean tres…

Toda libro debería llevarse, al menos, tres lecturas antes de que un texto pueda llamarse crítica literaria. Y es que la crítica literaria, como texto, como Letra y Obra, es un proceso creativo que se alimenta de experiencias y de procesos reflexivos sobre dichas experiencias. Y la lectura es una de esas experiencias, personal a intransferibles, lo mismo que los ecos que dicha lectura provoco, convoca a invoca como un hechizo (de hecho, lo es)…

La primera lectura nos llega al estómago, ahí donde anidan las primeras emociones, el primer tacto aparecido ante nosotros como un particular raciocinio.

La segunda lectura es la de la digestión. Las líneas y los versos, sus palabras y sus sílabas,  su sintaxis y morfologías y componentes mínimos, son deglutidos aquí (Del latín. deglutīre 1. tr. Tragar los alimentos y, en general, hacer pasar de la boca al estómago cualquier sustancia sólida o líquida.) para llegar a un estómago primitivo (¿el estómago del Ser?) para dar inicio al rito de la descomposición. Aquí la experiencia se divide, se vive como una multiplicidad de subexperiencias que alimentan poco a poco (con tapas y sorbos, chupitos, y catas controladas) la Experiencia de la lectura.  

Y en la tercera lectura, las ideas… Las ideas, que han logrado encontrar comida y aliento, se reúnen para dar los primeros a su discurso, su discurrir desde sí mismas hacia un destino que habrá de madurarse. Las ideas se empapan así de sus propios percursos, la travesía a nado de los dibujos que ha ido dejando en la orilla, sedimentados, quizás, en la boca de un barranco. Ahí será donde conocerán la posibilidad el dogma, el pozo sin fondo de la vanidad, y también el tacto de las rocas y otras grietas…

Cuando la Letra es generosa en su provisión y carne, cuando hay chicha, tres lecturas pueden mostrarle al crítico nuevas puertas y veredas, un horizonte oscura y vedado que desear alumbrar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.