Reading Time: 3 minutes

En el baño. Me siento, bajo los pantalones, y leo… Los piratas y saqueadores del Fondo Monetario Internacional (lo de piratas es mío) sugieren a los tribunales españoles que “para que la reforma laboral del Gobierno surta efecto” los jueces no deberían hacer “una interpretación tan restrictiva”, en lo que respecta a los casos de despidos… Termino de leer, y traduzco: ¡Ah! Lo que dicen estos del FMI es que los jueces permitan los despidos sin mayores consideraciones de ley… El caso es que me resulta familiar esta “costumbre” hedionda del FMI. De Latinoamérica arrastra una fama de desastres y miseria provocada por el mismo, pero en Europa y EEUU casi toda la “casta” política (a su sueldo) lo adora, corteja y venera; lamen la mano de su dueño… Pues sí, ahora el resulta que el FMI aconseja a España; y no me extraña que se vean capaces viendo los políticos que tenemos y la cantidad de borregos… España es hoy una república bananera gracias a la última legislatura del PSOE y al infame “gobierno” del PP, eso está claro. No obstante, por mucho que haya jueces, políticos y ciudadanos, incluso, que escuchen las “sabias” palabras del FMI, ¿quiénes se han creído que son los del FMI? ¿A qué creen que juegan? ¿Al Monopoly? ¿Acaso quieren provocar más al pueblo español, ya de por sí provocado, fustigado y amenazado continuamente por el “Gobierno”? La Historia avisa, aunque el FMI y nuestros políticos, se hacen los sordos con una insultante irresponsabilidad; pero serán ellos, y no otros, los máximos responsables si se llega la violencia a las calles, a la vida. La Historia avisa… Coincidencia; justo en estos días leía una reflexión de la nueva secretaria general del CNP, sobre si el “Gobierno” está esperando una muerte de los enfrentamientos entre manifestantes y policías, si los está usando a estos últimos como escudo…

… ¿Cómo interpretas tú, lector, esta noticia del FMI y los jueces? ¿Y por qué lo haces así? Que lo sepas, es fundamental para protegerte de engaños y chantajes… A mí me apesta a falta de democracia porque recuerdo que, hace algunos años, el ahora expresidente griego Papandreu propuso someter a referéndum los acuerdos con la Unión Europea con Grecia, que los votase el pueblo griego… Rápidamente, Alemania, Francia y el FMI (todos con ganas de cobrar lo incobrable) amenazaron a Grecia, un país soberano, con la supresión de las “ayudas” a Grecia y su expulsión de la UE… Un referéndum, ¡qué ideas, estos griegos! En España sí que es un país serio y democrático: el referéndum solo cuando interesa al gobierno, y no cuando es, de verdad, del interés del pueblo. El referéndum es, en España, una democracia que el “Gobierno” nos niega aún siendo nuestro derecho… España es un país serio, los jueces no necesitan consejos del FMI, pues ya tiene la mano del “Gobierno” para darles órdenes. Aunque, mal le pese al “Gobierno”, a muchos políticos, banqueros y la Casa Real, existen aún jueces comprometidos con la Justicia… En España, la falsa división de poderes es una muestra más del desprecio del “Gobierno” hacia los españoles… En fin, una lectura como estas y estos pensamientos a veces asilvestrados… Pero no dejo de pensar en el incumplimiento del PP de su programa electoral, sus mentiras, sus injerencias en la Justicia y la politización de la policía, la corrupción de la Casa Real, en el un tercio de la población infantil en riesgo de pobreza o exclusión social, en esos cada vez más vecinos nuestros que vemos buscando entre la basura, en los los empresarios “sugiriendo” menos derechos y meno sueldo, los bancos y el “Gobierno” robando nuestro dinero, nuestro futuro, en cómo la esclavitud se va inoculando como única forma de vida aceptable… ¿Qué necesitamos para unirnos todos contra aquellos que nos pisotean, escupen y desprecian, contra todos esos que nos esclavizan?… ¿Acaso necesitamos que alguien muera?… Si alguien muere, el “Gobierno” ejercerá la represión sin disfraz y todo el cuerpo de policía, con la instrucción militar que recibe, la aplicará sin contemplación alguna (se verán justificados en su trabajo); entonces, también nosotros tendremos nuestra parte de responsabilidad por habernos permitido llegar a ese punto.