Reading Time: 1 minute

Quisiera ser árbol;

respirar el aire en sus hojas,

saborear la ósmosis en sus ramas

y circular la savia hasta su tronco;

latir adentro,

en sus edades de anillo,

recorrer todo el cuerpo celuloso

y dejarme llevar, río abajo,

por la sencilla gravedad de la vida.

Quisiera ser agua; penetrar la tierra

y abrirme camino por raíces y humus.

Ser Tierra… Roca y mineral, pensamientos cristalizados

entre insectos y animales muertos,

hojarasca, heces y materia inerte.

Quisiera ser lluvia eterna, y luego viento,

y luego fuego. Aire, para respirarlo todo,

y besar en sus hojas a los árboles.