Reading Time: 1 minute

Breves, brevísimos y (des)aforismos

 

La importancia de la Retórica

 

El Señor dijo al hombre: “Comerás el pan con

el sudor de tu rostro.”

El hombre tomó al pie de la letra las palabras del Señor.

Y durante un invierno riguroso, sin conseguir sudor para

acompañar el pan, acabó muriendo de hambre.

Es lo que le pasa a quien no sabe de Retórica.

La rana y el buey

Una rana socialmente desfavorecida atravesó

un pastizal cercado por hortensias,  y encontró

un buey muy musculoso tomando baños de sol.

Comida por la envidia, se prometió a sí misma tener

un cuerpo como el de él, para también poder recibir

las subsidios de Bruselas. Y comenzó a llenarse de viento y a

frecuentar un centro de body building.

Cuando, finalmente, consiguió hablar de igual a igual

con el buey, la rana supo que los subsidios habían sido

desviados hacia los países del Este. Antes de caer en una

depresión, fue nombrada Directora General de las

Actividades Estéticas y Gastronómicas.

Y pasó a ser tratada como D.ª Larrana.

Textos correspondientes a Breves, Brevísimos y (des)aforismos, 
extraídos del libro (inédito en español) Que Paisaje Borrarás, 
del escritor Urbano Bettencourt. 

Traductor, Javier Hernández Fernández.
Email de contacto: javiernandeztraducciones@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.