La poesía es deriva

Creación, ensayo y crítica

Extraños

Duermen bajo una luna imperceptible,

luces sólo tras una cortina de verano,

inoportunos, de una necesidad.

Millones que vuelven a diario

como si en el regreso encontraran

algo de paz, y algún sosiego.

Viven en cuevas,

ablandando las migajas que caen.

Terça feira, 18/11/2014

El goteo incesante y la voz de chorro al caer,

el murmullo incomprensible de los guiris

-esta sordera cerrada, impagable-

 

… Esta letra ilegible de los viajes en metro…

 

 

 

Taza de café,

pan y presunto e queijo

en lonchas.

El amanecer despierta

y el horizonte es una orquesta

muda y sin instrumentos,

una bella muerte que duerme

sobre tu cama; que te espera.

Y el sol mientras tanto más allá,

além dos luceros y das estrelas,

além das luces dos coches

que viven de noche.

Que se oculta a mi llegada.