Archivo de la etiqueta: Gran Canaria

Comunicación leída en el I Encuentro de Joven Crítica Canaria

Comunicación leída en el I Encuentro Joven Crítica Canaria, en el tuve el inmenso placer de participar gracias a las gestiones de Daniel María y Covadonga García Fierro: Antes de llegar al cuerpo de la comunicación, les confieso que esta es, irremediablemente, incompleta e imperfecta y que con ella su autor sólo pretende exponer sus graves y grandes carencias. Además,… Leer más »

«Aeropuerto»

      No hay comentarios en «Aeropuerto»

Un viajero espera con su equipaje en el fondo del barranco. La llegada del Ave del Paraíso está prevista para el amanecer. El viaje se prevé largo y se realizarán varias escalas sobre  las flores de pétalos azules y en las blancas nubes de servicio. Durante la espera, la tripulación de abordo obsequiará con dátiles a todo el pasaje.  … Leer más »

UN DÍA GRIS DE SOL

      No hay comentarios en UN DÍA GRIS DE SOL

Este lugar, un silencio que desde el agua en los días de sol. Hoy, sin embargo, apenas deja mirar, gris y doliente, a los ojos, y murmura incomodado por el viento, atento a esta cita a ciegas. Retiro con torpeza una bolsa de basura que se agita fuera de su cesto, abrazo el mudo vaivén de las palmeras. Me reconozco… Leer más »

Ausencia

      No hay comentarios en Ausencia

Meter las manos en la arena es cavar profundo la carne aquietada de un mar rojo. una travesía blanca donde el corazón saliva sobre una herida necesaria.

10 de julio de 2018

      No hay comentarios en 10 de julio de 2018

Duerme. Recorre en sueños la extensión de la cama. Descansa en su naturaleza, mi hijo, y yo aprovecho para ordenar esta poca hora —acabo de escuchar un ruido y me levanto. Lúcio, en el suelo (se ha caído) sigue durmiendo. Lidio con el susto, con un dolor que no es mío, inexistente y futuro pasado; cuyo llanto nunca escuché. Dispongo… Leer más »

[12:50pm]

      No hay comentarios en [12:50pm]

Sala de estar. Televisor encendido. La abeja Maya en el interior del bosque. Un ciempiés exhibe sus dotes de trobador… pero no convence. Tras la cristalera de la sala de estar del hospital un hombre de polo rojo falla su único y último hoyo en el green. La pelota queda muerta, y él la mira apenas un segundo y la… Leer más »

Notas para el silencio

      No hay comentarios en Notas para el silencio

Y si se pierde el silencio en medio de un nuevo ruido, ¿acaso perderse no es un hallazgo también genuino, una sorpresa, un otro silencio al que se abraza, abandonando al primero?

Extraños

      No hay comentarios en Extraños
Lisboa, num verano

Duermen bajo una luna imperceptible, luces sólo tras una cortina de verano, inoportunos, de una necesidad. Millones que vuelven a diario como si en el regreso encontraran algo de paz, y algún sosiego. Viven en cuevas, ablandando las migajas que caen.

First date

      No hay comentarios en First date

El restaurante. El mismo ambiente vinoso y autosuficiente. Los idénticos empresarios con idénticas queridas vestidas de vanas esperanzas. Tú mirada fija en el último horizonte de la mesa, atravesando mi estómago; los ojos escavando mi cráneo perdido, extrayendo no sé que confesiones a mi lengua. Yo disfrutaba de una creciente erección en ese preciso instante, mientras tú te sincerabas, mientras murmurabas algo… Leer más »

Haberte dicho

      No hay comentarios en Haberte dicho

Debería haberte dicho que no más soy un asteroide, una cometa a la caza de palomas, un globoaerostático voiyeur, la piedra que disparas con la tiraera. Haberte dicho que no soy real hasta que me evado en tus manos, y me cierras los ojos con dos monedas de 25 pesetas.